fbpx

¿Por qué debemos aprender a combinar?

Si seguimos estas pautas en cuanto a combinaciones de alimentos podremos obtener los siguientes beneficios:

  • Digestiones más rápidas y sin molestias como la acidez, los gases o las flatulencias.

 

  • Menos sueño después de comer y más energía.

 

  • Más facilidad para conseguir nuestro peso equilibrado, tanto si queremos subir como bajar de peso.

 

  • Mejor función intestinal.

Si estás a punto de comer una de esas combinaciones que te gustan, toma en cuenta estos datos y luego reformula la situación:

Proteína y almidones

Una de las combinaciones de alimentos que más nos perjudican, ya que ralentizan la digestión y nos hacen ganar peso, es la mezcla de proteínas y almidones.

Proteína: Carne, pescado, huevo, leche y derivados, legumbres, frutos secos y semillas.

Almidón: Cereales y elaborados con harina (pasta, pan, dulces), patata, arroz, verduras ricas en almidón cocinadas (calabaza, zanahoria, ñame, remolacha, alcachofa), maíz, guisante.

La típica mezcla de carne con patatas y otras parecidas, aunque son habituales en cualquier menú, no son la opción más saludable. Lo ideal sería acompañar cualquier plato de proteína o almidón con una ración de ensalada o vegetales crudos.

ALTERNATIVA / DIGESTIÓN

  • Ciruela: Es otra fruta recomendable, junto con otros frutos rojos como las moras, las frambuesas y los arándanos. Todos ellas tienen un bajo índice glucémico: suben muy poco el azúcar en sangre, lo que es bueno para prevenir la diabetes y no subir de peso. Pero, además, son excelentes para mover el intestino y acelerar la digestión.

La fruta en las comidas

El hábito de tomar la fruta como postre no es tan saludable como creemos, en especial si hemos consumido almidones. Al hacerlo de este modo, el azúcar de las frutas fermenta en nuestro estómago y dificulta la digestión.

ALTERNATIVA:

  1. Piña: Por su alto contenido de agua y fibra, la piña ayuda a mejorar la digestión y prevenir problemas derivados de ella, como el estreñimiento. Además, un estudio publicado por US National Library of Medicine National Institutes of Health, demostró que la piña tiene una enzima digestiva conocida como bromelina. Una vez que las moléculas de proteína se descomponen, se absorben más fácilmente a través del intestino delgado. Esto puede ser especialmente útil para personas con insuficiencia pancreática, una condición en la que el páncreas no puede producir suficientes enzimas digestivas.

Azúcar más grasa = toxinas

El azúcar es fácil de digerir, pero la grasa no. Lo que va a suceder es que tu cuerpo se encargará de la grasa primero y después, comenzará con el azúcar provocando acumulación de toxinas.

Combinación: todo tipo de pasteles.

Alternativa / Té depurador

  • Jengibre: Contiene Gingerol, lo que convierte a este alimento en un excelente desintoxicante y drenante. Esta sustancia estimula el sistema linfático y ayudan a expulsar las toxinas.
  • Limón: Potencializa el efecto del jengibre, ya que es capaz de acelerar el metabolismo, además de poseer pocas calorías y tener altas concentraciones de Vitamina C, un poderoso antioxidante que elimina impurezas, fortalece el sistema inmune y mejora el funcionamiento del intestino

Proteínas y más proteínas = mala digestión y da sueño porque la comida cae pesada.

Las proteínas tardan demasiado en digerirse, y si son dobles peor. Si llegas a comer de este modo, se recomienda un digestivo o diurético para ayudar al tránsito lento porque vas a quedar exhausto de tanto digerir.

Alternativa / té de laurel

  • Laurel: tiene propiedades medicinales que favorecen la digestión. De acuerdo con un estudio de Food Chemistry, contiene cineol y eogenol, sustancias que previenen la acidez y formación de gases.

Proteínas y carbohidratos = adiós al baño

Esto es grave. Si bien ambos alimentos aportan energía, el estómago necesita algo más para poder mover toda esa carga por el intestino. El pobre sufre y no logra expulsar jamás los residuos.

Combinación: pollo y panqueques.

ALTERNATIVA / MANZANA, PAPAYA, MIEL

  • Manzana: La manzana contiene pectina, un tipo de fibra que favorece la digestión y que contribuye a regular el tránsito intestinal.
  • Papaya: es rica en agua y fibra, siendo bastante conocida por su capacidad de ayudar en el funcionamiento intestinal. Contiene 1 g de fibra, además de nutrientes como el magnesio, potasio y vitamina C.
  • Miel: Este producto de la naturaleza favorece la función intestinal, gracias a que se compone de azúcares como la levulosa y la dextrosa, que ayudan a generar energía y son fáciles de digerir.

Proteínas y almidones = estreñimiento

Es muy pesado mezclar almidones con proteínas, mientras que los primeros se fermentan en el estómago, las segundas comienzan a degradarse. Dale un respiro al intestino con ayuda del jugo laxante

Combinación: carne con papas fritas.

ALTERNATIVA / JUGO LAXANTE

  • LINAZA: El secreto de por qué las semillas de lino son tan recomendadas para combatir el estreñimiento reside en sus altas cantidades de mucílagos, es decir, de fibra soluble. Cuando las semillas entran en contacto con el agua liberan dichos mucílagos, haciendo que los líquidos circundantes adquieran una característica más espesa, formando una especie de pasta que conduce a un aumento del volumen de las heces, lo que acelera su arrastre por el intestino.
  • CIRUELAS: son ideales porque contienen vitaminas, fibra, antioxidantes y hierro, propiedades que ayudan al aparato digestivo a hacer su trabajo.

Leche con cereal o fruta = inflamación

Los lácteos son alimentos que tienden a hinchar el estómago, por eso, si vas a comer algo que sea luego de un rato después de haber bebido leche.

ALTERNATIVA / ALIMENTOS FERMENTADOS

Una flora intestinal alterada entorpece la digestión y facilita los gases, lo que provoca un efecto “globo”. Los probióticos la regeneran, por lo que tu vientre lo agradecerá.

Dulce más salado: náuseas

Sé que las náuseas no son razón para dejar de mezclar algo salado como el maní con una soda dulce, pero si tienes el estómago delicado mejor no lo hagas. Lo que sucede es que el organismo se confunde y ante el exceso de sal, buscas algo dulce y viceversa como si fuera un círculo vicioso.

ALTERNATIVA: JENGIBRE

El Instituto Nacional de la Salud comenta que el jengibre es posiblemente un tratamiento eficaz para el tratamiento y la prevención de las náuseas

Alcohol y pizza = gastritis todo el día

No solo la harina de trigo está llena de azúcares y almidón, también tiene gluten. Lo que va a suceder es que el alcohol al contacto con la acidez del tomate producirá gastritis, y el gluten hinchazón.

ALTERNATIVA: JUGO DE PAPA

  • PAPA: Debido a su aporte de alcalinidad, ayuda a calma el malestar estomacal y beneficia la digestión, lo que contribuye a la prevención de úlceras y la gastritis.

Beber agua en la comida = digestión lenta

El agua confunde al estómago si la combinas con alimentos, la digestión será muy lenta. Causa pesadez e hinchazón al mezclarse el agua con los jugos gástricos y los alimentos. Lo ideal es beber siempre con el estómago vacío: en ayunas, a media mañana y a media tarde.

ALTERNATIVA:

La avena es una gran aliada para el aparato digestivo. Al ser un cereal rico en fibra y con pocas grasas saturadas y sal, favorece el tránsito intestinal y ayuda a mantener un aparato digestivo saludable. Además, la avena es rica en otros nutrientes, como vitaminas del grupo B, implicadas en los procesos digestivos, y minerales, como el hierro y el magnesio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú