fbpx

Blog – Full Content with Sidebar

¡Aumenta tus defensas con la equinácea!

¿Qué es la equinácea?

La equinácea es una planta común en América del sur y África. También crece en América del norte y esta siendo introducida en Europa. Puede soportar distintos climas y condiciones adversas y de ella se usan las hojas, las flores y las raíces.

Beneficios de la equinácea

Esta planta usa principalmente para tratar infecciones y síntomas de la gripe. Algunas de sus propiedades más destacadas son:

Estimula el sistema inmunológico

Evita los resfriados y es un remedio eficaz contra la gripe. Según un estudio publicado en la revista científica The Lancet, indican que esta planta ayuda a curar la gripe con rapidez, debido a que los síntomas desaparecen unas 36 horas antes de lo normal.

Combate las infecciones

Combate infecciones de todo tipo como las infecciones en el tracto urinario, infecciones genitales, infecciones genitales, infecciones en la sangre, en las encías, etc.

Alivia dolores de garganta

También ayuda a reducir la inflamación de anginas.

Inhibe los síntomas de la gripe A

Según un estudio de la Universidad de Giessen, revela que la equinácea inhibe el virus de la gripe A: «Aunque la actividad antiviral y antibacteriana de la equinácea es muy conocida, es la primera vez que se demuestra una eficacia directa sobre el virus de la gripe A».

Alivia las migrañas

Es eficaz contra las migrañas.

Útil frente a problemas digestivos

Disminuye las molestias por problemas digestivos.


Alivia los sintomas de afecciones de la epidermis

Como heridas, eccemas, psoriasis, herpes, las picaduras, hemorroides, etc.

¡Conoce estos beneficios de una nutrición balanceada!

¿Cuántas veces has escuchado decir que una dieta equilibrada ayuda a prevenir enfermedades? Esto es totalmente cierto, nuestro cuerpo requiere de mucho cuidado y de una gran cantidad de nutrientes para realizar sus funciones metabólicas básicas. Estos nutrientes se obtienen fácilmente al consumir alimentos no procesados. Ayúdale a tu cuerpo a mantenerse sano.

Prevención de enfermedades

Una alimentación variada y balanceada te ayudará a controlar la presión arterial, reducir niveles elevados de colesterol, atrasar el deterioro cognitivo y junto con la práctica de actividad física, ayuda también a prevenir enfermedades crónicas como la diabetes al tiempo que mejora la calidad de vida en general.

Aumenta tu nivel de energía

Mientras más saludable sea tu alimentación, mayor energía obtendrás para realizar tus labores diarias. Planea tus comidas para que siempre incluyan alimentos sanos y nutritivos.

Te ayuda a mantener un peso y un ritmo cardíaco saludable

Más allá de lo estético, mantener una alimentación sana te ayudará a mantener un peso saludable, una frecuencia cardíaca adecuada y evitar problemas de colesterol, hipertensión y enfermedades del corazón.


Salud Mental

Este es uno de los beneficios que más pasamos por alto en relación con una dieta balanceada. La alimentación tiene una fuerte influencia en la salud mental. La dieta no sólo te proporciona la energía necesaria para vivir sino que también te aporta nutrientes tales como ácidos grasos Omega-3, aminoácidos esenciales, vitaminas (ácido fólico, B12 y D) y minerales como el zinc, el magnesio y el hierro, nutrientes esenciales para el óptimo funcionamiento del cerebro.

Te ayuda a dormir mejor

Otro beneficio importante es que al alimentarte sanamente tu ciclo de sueño mejorará y evitarás problemas de insomnio que afectan a tu sistema nervioso.

Como puedes ver, cuidar tu alimentación y tratar de hacerla lo más natural posible te puede traer muchos beneficios.
Recuerda además que es mejor tratar de obtener nutrientes ingiriendo alimentos no procesados como verduras, semillas, frutos secos, granos enteros y aceite de oliva. Inténtalo, te sentirás renovado y con mucha más energía.

¿Cómo se limpia nuestro organismo?

Nuestro cuerpo funciona como una máquina bien coordinada cuando está sana. Necesitamos alimentar a nuestra máquina con energía de buena calidad, de ahí que intentemos comer lo más sano y energético posible, para conseguir glucosa como energía para todas las células, proteínas para los músculos, agua, grasas, vitaminas y minerales para equilibrar el metabolismo y el resto de las funciones corporales. Pero todo lo que entra, también sale… y pocas veces nos ocupamos de limpiar nuestro organismo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la salud, advirtieron que México, es el cuarto consumidor mundial y primero en América Latina, donde se consume en promedio 212 kilogramos de comida chatarra por año. Y se consumen 163 litros de bebidas azucaradas. Lo que trae como consecuencia que nuestro organismo se intoxique.
Los órganos de detoxificación y eliminación son muchos, los más importantes son:
1. EL HÍGADO: es uno de los más complejos e importantes órganos del cuerpo, fundamental para la eliminación de sustancias químicas, limpia la sangre, metaboliza las toxinas y se asegura de su eliminación por la bilis y los riñones. Es importante cuidar y proteger el hígado evitando sobrecargarlo con medicamentos, alcohol, exceso de proteínas. También conviene seguir una dieta rica en verduras, algunas de ellas hepatoprotectoras como la alcachofa.
ALTERNATIVA: INFUSIÓN DESINTOXICANTE DE JENGIBRE Y LIMÓN
La raíz de jengibre cuenta con excelentes propiedades depurativas y hepatoprotectoras que ayudan a eliminar las sustancias tóxicas que se van acumulando en nuestro hígado. Además, también son muy eficaces para prevenir el desarrollo de piedras y vesículas en los riñones. Y el limón, potencializará el efecto debido a que te ayudará a depurar grasas, azúcares y a desinflamar el hígado, llenándolo de antioxidantes y de vitamina C.

JUGO HEPATOPROTECTOR: ESPINACA Y LIMÓN
Las espinacas son uno de los alimentos más ricos en glutatión, esencial para cuidar del hígado. Es un compuesto formado por 3 aminoácidos: cisteína, glutamato y glicina. El glutatión presente en las espinacas ayuda al hígado a depurar sustancias nocivas y elementos de desecho.
2. LOS RIÑONES: Están especializados en la eliminación de toxinas y metabolitos hidrosolubles, es decir que se eliminan en la orina. Eliminan medicamentos, metales pesados y otras toxinas. Es importante beber suficiente líquido cada día para ayudar a los riñones a fabricar suficiente orina para limpiar nuestro organismo.
ALTERNATIVA: JUGO DESINTOXICANTE
Sandía: gracias a su acción diurética y depurativa y a su elevado contenido en agua, es ideal para el buen cuidado de nuestros riñones. Además de ser deliciosa, es un potente antioxidante y una fuente rica de vitaminas y sales minerales como el potasio y el magnesio, lo que la convierte en nuestra mejor aliada para tratar y prevenir molestias como por ejemplo la cistitis o la retención de líquidos.
Frutos rojos: contiene potentes antioxidantes naturales que nos ayudarán a eliminar toxinas y deshacernos de los radicales libres. Sus propiedades fortalecen el buen funcionamiento de los riñones y previenen infecciones.
JUGO LIMPIADOR: ZANAHORIA, PEPINO, PEREJIL, MANZANA Y PIÑA
ZANAHORIA – Posee propiedades depurativas y remineralizantes. Diurético que ayuda al cuerpo eliminar el exceso de agua.
PEREJIL – Según la Comisión E, comité alemán creado para determinar si las plantas medicinales comercializadas son inocuas o eficaces, está comprobado que las hojas y raíces del perejil funcionan como diurético en caso de infecciones urinarias y ayuda a la prevención de litiasis, siempre y cuando se acompañe de la ingesta de líquidos.
PEPINO – El pepino posee una gran cantidad de agua, por esta razón es un excelente alimento diurético natural. Contiene también silicio y azufre, elementos que ayudan a que los riñones eliminen el ácido úrico, lo que permite disminuir la retención de líquidos.
MANZANA – Es beneficioso comer manzanas para evitar la retención de líquidos y para poder eliminar toxinas. Contiene un 85% de agua, fibra, fructuosa, potasio, Vitaminas C y E, pectina, aminoácidos y minerales.
PIÑA – El 85% de su contenido es agua, tiene fibra, vitaminas A, B y C. Además, su aporte de carbohidratos es muy bajo. Se recomienda consumirla madura. Su efecto diurético y desinfectante ayuda en trastornos de vías urinarias.
3. EL SISTEMA LINFÁTICO: Es un gran órgano de detoxificación y de defensa que recorre todo el cuerpo recogiendo las sustancias de desecho para eliminarlas a través de los vasos linfáticos que drenan en la vena cava superior. Cuando hay problemas linfáticos el síntoma más habitual es la hinchazón o edema, por eso es muy habitual recurrir al drenaje linfático cuando hay retención de líquidos.
ALTERNATIVA: JUGO ANTI-HINCHAZÓN
Piña: La piña o ananá tiene un 85% de agua en su composición. Pero eso no es todo ya que, además, aporta una enzima digestiva llamada bromelina. Este péptido descompone las proteínas que se encuentran en el estómago.
Manzana: Rica en agua y en pectina, la manzana nos ofrece múltiples beneficios. Por ejemplo, eliminar los líquidos, reducir la hinchazón abdominal y saciar el apetito. Además, tiene la capacidad de aumentar la micción y desintoxicar el cuerpo.
JUGO DE BERRO
Planta que contribuye a prevenir retención de líquidos o hidropesía. Su elevada proporción de magnesio, potasio y calcio le otorgan esta propiedad, ayudando a eliminar edemas. Por tal razón, vamos a consumir su jugo, un vaso dos veces al día.
4. La piel: No es sólo un órgano que protege el interior de tu cuerpo del exterior, la piel es el órgano detoxificador más grande de nuestro cuerpo, no sólo absorbe sustancias (pesticidas y químicos) también las elimina por el sudor y la evaporación. Hay que estar atentos a los síntomas cutáneos de toxicidad: manchas, granos, sequedad, alergias, picores, etc. que aparecen cuando los otros órganos detoxificadores como el hígado están sobrecargados.

Solemos eliminar muchas toxinas al sudar durante el ejercicio, favoreciendo de forma natural la depuración, pero también debemos cuidar más la piel protegiéndola del sol y los rayos UV, que la alteran y dañan profundamente. Importante: al hacer una dieta depurativa, puedes notar que aparecen granitos, rojeces y picores los primeros días, no te asustes porque suele ser un proceso natural de eliminación de las toxinas a través de la piel.

ALTERNATIVA: JUGO VERDE
Gracias a su aporte de fibra y antioxidantes, el jugo verde estimula el metabolismo y tiene efectos depurativos y diuréticos, que ayudan a eliminar desechos y combatir la retención de líquidos que influye en la inflamación. Cabe resaltar que un estudio realizado por expertos de la Clínica Mayo, destacan que, además de proporcionar al cuerpo muchos nutrientes, este tipo de jugo es excelente para acelerar el metabolismo.
5. Mucosas y sistema digestivo. Las mucosas forman casi el 80% del sistema inmunitario (MALT). Las mucosas forman un microcosmo con la flora bacteriana, que protege frente a las toxinas y ayuda a eliminarlas. Son la primera barrera de protección frente al consumo de alimentos o bebidas contaminadas, en algunos casos son capaces de transformar las toxinas para reducir su efecto negativo y en otro se encargan de provocar la rápida eliminación por el sistema digestivo (diarreas) Por eso es tan importante tener un buen equilibrio intestinal, evitando el estreñimiento y cuidando la flora intestinal.
ALTERNATIVA: JUGO ANTI-ESTREÑIMIENTO
2 cucharadas linaza, 12 ciruelas en un vaso con agua
Linaza: tienen facultades diuréticas y son un extraordinario remedio para el estreñimiento por su alto contenido en fibra. Además, son ricas en vitaminas B, C y E. Las vitaminas del grupo B proporcionan vitalidad y energía.
Ciruelas: son muy recomendadas para hacer una limpieza de colon. Lo bueno que tienen es que no crean el efecto de “colon perezoso”, es decir, el intestino no solo expulsa heces después de ingerirlas, ya que por su alto contenido en fibra (favorece el tránsito intestinal).
JUGO FIBROSO: APIO, PIÑA, ESPINACA, PEREJIL Y SEMILLAS DE GIRASOL
La fibra es el compuesto principal. Cuenta con fascinantes propiedades depurativas y diuréticas que ayudan a eliminar los desechos del cuerpo y a mantener los intestinos limpios. Y, por si fuera poco, es un apoyo para quienes quieren perder peso ya que, cuenta con propiedades adelgazantes y aporta sensación de saciedad y estimula el metabolismo.
6. Pulmones: Estos dos órganos constantemente participan en el indispensable intercambio de oxígeno por dióxido de carbono entre el aire que respiramos y la sangre al mismo tiempo que eliminan toxinas y sustancias dañinas volátiles capaces de ser eliminadas a través de la expulsión del aire de los pulmones.
ALTERNATIVA: MANZANA
De acuerdo con una investigación publicada en la revista médica Thorax, las manzanas contienen grandes cantidades de un antioxidante denominado quercetina, presente también en las cebollas. Los autores, que subrayan las ventajas de una dieta sana para respirar mejor, apuntan que dicha fruta podría proteger a los pulmones de la contaminación atmosférica y los efectos del tabaco.
PIÑA
Contiene vitamina C y bromelina, la cual se relaciona con la reducción de flema y mucosidad en los pulmones y en los senos paranasales (o sea, las cavidades que tenemos en nuestro rostro, donde se produce sinusitis)

La buena energía de una alimentación equilibrada.

Entre la alimentación y las emociones existe un complejo vinculo, tal es así que se denomina con frecuencia a nuestro intestino como nuestro segundo cerebro, pues todo lo que comemos puede tener su causa en las emociones y de igual manera, nuestra dieta puede condicionar nuestro estado anímico y emocional.

¿Las emociones afectan nuestra dieta?
Muchas veces hemos dicho que comemos por placer. La comida no sólo tiene una función nutritiva, sino que el acto de comer es placentero, desestresante y por ello, cuando nos sentimos cansados podemos ir en busca de comida, de hecho, dormir poco está relacionado con la obesidad, pues la falta de sueño genera estrés y se incrementan en el organismo hormonas que elevan los deseos de ingerir alimentos.
De igual manera, cuando estamos ansiosos o con problemas emocionales, podemos ir en busca de comida para sentirnos mejor, y en realidad, hay alimentos que ayudan a calmar la ansiedad porque en su composición incluyen triptófano, un aminoácido que estimula la liberación de serotonina y nos relaja al mismo tiempo que nos vuelve más felices. Esos alimentos son por ejemplo el chocolate, el plátano, las nueces o el yogur.
Cuando usamos la comida para calmar nuestro estado emocional estamos alimentándonos emocionalmente. De alguna manera la preocupación por nuestro peso y por nuestro cuerpo enmascara preocupaciones aún más profundas. Esto se convierte en un círculo vicioso de preocupaciones que no se resuelven y que frenan nuestra capacidad de crecer y desarrollarnos.
Cada órgano genera unas u otras emociones. Dependiendo de si tomamos un alimento u otro vamos a sentir unas emociones muy distintas. Esto sucede porque cada alimento “ataca” a órganos distintos. Si ingerimos alimentos que nos bloquean el hígado, como por ejemplo el alcohol, serán más factibles las emociones de ira, cólera, agresividad o la impaciencia.
La razón por la que las personas con problemas emocionales suelen ir en busca de comida para sentirse mejor es porque muchos alimentos incluyen triptófano, un aminoácido que provoca la liberación de serotonina. Piensa que los niveles bajos de serotonina se asocian a la depresión y a la obsesión.
La falta de serotonina causa distintos efectos negativos sobre el organismo, como angustia, tristeza o irritabilidad. Cuando el cuerpo no produce triptófano, lo conseguimos a través de la dieta. Por tanto, los alimentos ricos en este aminoácido actúan como antidepresivos naturales.
Según los expertos, el grupo de alimentos que mejor contribuye a regular las emociones son los cereales. Estos son ricos en Vitamina B, que influye directamente en el sistema nervioso. Se ha establecido que el consumo frecuente de cereales incide en la disminución de la ansiedad y la actitud que adoptamos frente a los problemas.
ALIMENTOS QUE MANTIENEN EL EQUILIBRIO EMOCIONAL
¿Qué es eso de la “nutrición emocional”? Una fórmula para controlar el “hambre emocional”. ¿Cómo? Los nutrientes de algunos alimentos son una ayuda extraordinaria para mantener el equilibrio emocional. Son tantas las posibilidades que te resultará muy fácil incluir a alguno de ellos en tu dieta diaria.
OMEGA 3
Estas grasas saludables constituyen la base de un tipo de dieta especialmente antiinflamatoria, neuroprotectora del bienestar emocional. Los estudiantes que los incorporan en su dieta con alimentos (aceites vegetales, nueces…) o en forma de suplementos muestran una dramática disminución de las tasas de ansiedad, además de disminuir los síntomas de depresión.
AZAFRÁN
El azafrán, obtenido de la rosa de azafrán, es una especia que tiene diferentes beneficios en el cuerpo. De acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición es un estimulante del apetito y favorece la digestión, la menstruación y ayuda con los trastornos nerviosos.
El estudio ‘Azafrán en el tratamiento de depresión, ansiedad y otros trastornos mentales es una evidencia actual y posibles mecanismos de acción’ demostró que tiene propiedades antidepresivas similares a la fluoxetina, la imipramina y el citalopram, presentes en los medicamentos que ayudan a tratar estos trastornos.
ESPIRULINA
Uno de los principales ingredientes de la espirulina es el triptófano, cuya función es sintetizar las proteínas y estabilizar el sistema nervioso. El triptófano es un aminoácido que actúa como llave para que el organismo segregue serotonina, la hormona de la felicidad. Al actuar como precursor de la serotonina, regula el estado de ánimo, el estrés y el apetito.
CÚRCUMA
La curcumina es una molécula mágica con más de 100 actividades beneficiosas en el organismo. Además de anticancerígena, antioxidante, antiinflamatoria y muchas cosas más, posee la facultad de atravesar la barrera hematoencefálica en el cerebro, donde desarrolla su papel neuroprotector (beneficioso para enfermedades neurodegenerativas, párkinson, alzhéimer, ictus cerebral…), y es capaz de mejorar el estado de ánimo.
FERMENTADOS Y PROBIÓTICOS
Multitud de vegetales y lácteos fermentados actúan como equilibradores de la flora microbiana intestinal, la microbiota, encargada de producir la mayoría de la serotonina del organismo, principal neurotransmisor relacionado con el estado de ánimo. El 95% de la serotonina se produce en el intestino y entre otras funciones, regula el estado de ánimo, las emociones y el apetito. Evitar elementos de tensión (tóxicos, medicamentos y otros) y el aporte correcto de probióticos es imprescindible.
FRUTOS SECOS
En general, todos aportan diversos minerales, como el magnesio y el hierro, que impiden la fatiga neuronal y los estados de ansiedad asociados. Algunos, como los anacardos o nuez de la india, son especialmente ricos en triptófano, el aminoácido precursor de la serotonina, que es el neurotransmisor que da serenidad, calma y paciencia, además de ayudar a dormir bien, a relajarse.
FRUTAS ROJAS
Fresas, frambuesas, moras, cerezas, granadas, arándanos y otras, ricas en flavonoides y antocianinas, ofrecen una incomparable cascada de sustancias saludables y muy beneficiosas para aliviar el estrés y la ansiedad. Contribuyen a la producción de dopamina, que facilita las labores cognitivas y estimula un estado de ánimo equilibrado.

7 Alimentos para Prevenir el Cáncer

Los alimentos tienen un papel muy importante en la salud, ya que si se consumen los inadecuados se puede llegar a originar algún tipo de cáncer. Estudio publicado por “The BMJ” informa de una posible asociación entre la ingesta de alimentos altamente procesados en la dieta y el cáncer.

Estos resultados sugieren que el consumo cada vez mayor de alimentos ultraprocesados puede generar una carga creciente de cáncer en las próximas décadas. Además, muestran que un aumento del 10% en la proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se asoció con incrementos del 12% en el riesgo de cáncer general y del 11% en el riesgo de cáncer de mama.

Dichos alimentos incluyen productos horneados y refrigerios envasados, bebidas gaseosas, cereales azucarados, comidas preparadas y embutidos, que a menudo contienen altos niveles de azúcar, grasa y sal, pero carecen de vitaminas y fibra. Se cree que representan hasta el 50 por ciento de la ingesta total de energía diaria en varios países desarrollados.

En Asia hay 30 veces menos casos de cáncer de próstata y 10 veces menos de cáncer de mama”. El motivo está en su dieta… Por eso, es de vital importancia cuidar lo que comemos. A continuación, te presentamos 7 alimentos que contribuirán en la prevención del cáncer.

Cabe resaltar que existen cuatro grupos que fungen como anticancerígenos en la alimentación: la fibra; las vitaminas C, E, D y A; minerales como el calcio, derivados del azufre, selenio, zinc o magnesio; y otros compuestos inhibidores de tumores como ácidos grasos omega 3, fitoestrógenos, betacarotenos, fenoles o alcaloides, entre otros.

GRANADA

Contiene elementos que inhiben el movimiento de las células cancerígenas y ayuda a reducir la metástasis, evitando que el cáncer siga expandiéndose, de acuerdo con un reciente estudio realizado en la Universidad de California.

NUECES

Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad Marshall en Estados Unidos demostraron que tomar un puñado de nueces al día reduce el riesgo de padecer cáncer de mama. Contienen ingredientes que han demostrado desacelerar el crecimiento del cáncer, incluidos los ácidos grasos omega-3, los antioxidantes y los fitosteroles.

JITOMATE

Ayuda al cuerpo a liberar más licopeno, fitoquímico que proporciona beneficios para combatir el cáncer. También proporcionan una gran cantidad de antioxidantes para el cuerpo. Una investigación de las universidades Bristol, Cambridge y Oxford determinó que comer un promedio de diez porciones de tomate a la semana, reduce en un 18% las probabilidades de desarrollar cáncer entre los hombres. Los investigadores se basaron principalmente en el análisis de tres elementos: selenio, calcio y alimentos ricos en licopeno, un antioxidante que lucha contra las toxinas que causan daño celular.

OREGANO

De acuerdo con una investigación realizada por la Universidad Long Island (EE UU), uno de los componentes del orégano, el carvacrol, conduce a la muerte celular programada en las células tumorales de la próstata. Esta especia tiene además propiedades antinflamatorias.

SANDÍA

Rica en licopeno, poderoso anticancerígeno. Cuenta con cucurbitacina, compuesto químico que ayuda a prevenir el cáncer. Según el International Journal of Health Sciences es capaz de inhibir la proliferación de las células cancerígenas.

TRIGO Y CENTENO

Según el Instituto Americano de Investigación del Cáncer, los cereales, como el trigo o el centeno, contienen una serie de ingredientes que evitan el cáncer. Tienen la capacidad de acelerar el tránsito intestinal y ayudar a prevenir el cáncer de páncreas, estómago, colon y mama.

CÚRCUMA

Según un estudio realizado por la Universidad de Texas en el MD Anderson Cancer Center en 2011, encontró que el extracto de curcumina activa la muerte celular cancerosa.

La mayoría de los alimentos mencionados anteriormente contienen sustancias antioxidantes, que son las responsables de minimizar el efecto de la oxidación que produce nuestro propio organismo de forma natural. Dicha oxidación es la que responsable de potenciar la aparición del cáncer”, recalca Comas.

Un Alimento para Cada Enfermedad

¿Sabías que podemos utilizar los alimentos para prevenir diferentes enfermedades?

DIABETES

CEBOLLA: En un estudio publicado en la revista “Environmental Health Insights”, el farmacólogo Imad Taj Eldin y sus colegas informan que el consumo de cebollas frescas redujo los niveles de glucosa en sangre entre los diabéticos tipo 1 y tipo 2. Es rica en glucoquinina, se le considera la insulina vegetal, tomar jugo de cebolla tres veces al día.

CISTITIS

PIÑA: Cuenta con propiedades diuréticas que son de gran apoyo para estimular la limpieza de las vías urinarias ante la presencia de agentes infecciosos. Su agente activo, la bromelina, tiene un efecto antibacteriano y antiinflamatorio que contribuye a controlar los síntomas de las infecciones.

CÁNCER

GUAYABA: Debido a la presencia de importantes compuestos anticancerosos como la quercetina, la vitamina C y los licopenos la guayaba se constituye en un excelente fruto para prevenir el cáncer. Estudios científicos han demostrado que la guayaba contribuye en la reducción del tamaño de los tumores alojados en la próstata masculina. Sus efectos son válidos para otros tipos de cáncer.

PRÓSTATA

ZANAHORIA: Un estudio realizado por el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard (EE.UU.) evidenció que, entre los hombres más jóvenes, las dietas ricas en betacarotenos pueden desempeñar un papel protector contra el cáncer de próstata. Otro estudio, esta vez de la Universidad de Nueva York (EE.UU.) concluyó que una dieta rica en vitamina A podría ser la clave para contribuir a la prevención de la enfermedad, ya que ayuda a reducir la capacidad del cáncer para invadir los tejidos circundantes a la próstata.

SEMILLAS DE CALABAZA: Su alto contenido en zinc, ayudan a la salud masculina, ya que funcionan como un tratamiento prostático benigno. Comer 4 cucharadas de semillas de calabaza tostadas sin sal al día.

DISFUNCIÓN ERÉCTIL

JENGIBRE: Especialistas de Mayo Clinic detallan que contribuye a mejorar la función sexual en hombres con disfunción eréctil. Es una raíz que sube la temperatura del cuerpo; es un estimulante del sistema circulatorio que ayuda a la oxigenación, lo que contribuye a tener más energía.

HIPERTENSIÓN

PERA: Las peras son ricas en vitaminas, fibra, magnesio y un alto contenido en agua. Un estudio publicado en la revista “Metabolism and Cardiovascular Diseases” demostró que consumiendo una pera al día las personas con la presión arterial alta conseguían bajar apreciablemente su tensión.

SANDÍA: Comer sandía diariamente mantiene la presión sanguínea a raya y protegería contra enfermedades cardíacas, de acuerdo con una investigación de la Universidad Estatal de Florida. Los hallazgos sugieren que la sandía contiene un compuesto llamado cucurbocitrin, que ayuda a dilatar los capilares sanguíneos y mejora la función de los riñones.

RIÑONES

UVAS: Según un estudio publicado en la revista Applied Physiology, las semillas de la uva y el extracto de su corteza nos ayudan no solo a regenerar el tejido renal dañado, sino que, además, son muy adecuadas para todas aquellas personas con problemas de sobrepeso. Además, son ricas en compuestos fenólicos y proantocianidinas, unos tipos de antioxidantes capaces de revertir el daño renal.

NARANJA: Un estudio publicado en Clinical Journal of the American Society of Nephrology, encontró que tomar un vaso con jugo de naranja recién hecho y natural puede prevenir la formación de piedras en los riñones, Esto se debe a su alto aporte nutritivo; contiene flavonoides y vitamina C.

ÁCIDO ÚRICO

FRESAS: Son ricas en vitamina C, y sus componentes esenciales son muy adecuados para ayudar a deshacer esas purinas presentes en nuestra sangre que los riñones no pueden eliminar. Realizar comidas exclusivas 4 veces a la semana

5 Factores que Debes Cuidar para Adelgazar

¿Te cuesta trabajo bajar de peso? Te encuentras cuidando tu alimentación y realizando ejercicio y sigues sin adelgazar, sabemos que puede tornarse frustrante, pero lo ideal sería que examinaras algunos aspectos de tu estilo de vida, ya que pueden estar afectando que tu metabolismo no trabaje de manera adecuada e impidan que tu cuerpo pierda peso.

A continuación, te presentamos los 5 factores que no permiten que adelgaces.

  1. COMER DE NOCHE

La clave para mantenerte en tu peso ideal es no cenar justo antes de acostarte. Se aconseja no hacerlo más tarde de las 9 de la noche y siempre intentado que sea una cena ligera. Si puedes, hazlo tres horas antes de irte a la cama, ya que es el tiempo que necesita el cuerpo para hacer la digestión y conciliar bien el sueño. El secreto se encuentra en desayunar como rey para tener la energía necesaria para comenzar el día, comer como príncipe y cenar como mendigo.

  1. ESTRÉS

Cuando te encuentras en el momento más estresante del día, tu cuerpo te pedirá consumir alimentos grasos y azucarados, ya que activarán las zonas de placer del cerebro y harán que te sientas mejor. Además, el cortisol, hormona del estrés, hará que acumules grasas, lo que produce un aumento de peso. Por todo esto, es muy importante que la vitamina C esté presente en nuestra alimentación y no sólo para la formación de serotonina, también para neurotransmisores relacionados con el bienestar mental y el estado de ánimo como la dopamina. ¿Dónde se encuentran? En pimientos, cítricos, kiwi y fresas.

  1. SALTARSE COMIDAS

La merienda es una de las comidas más importantes del día, ya que consigue controlar el hambre y la ansiedad manteniendo los niveles de glucosa estables.

  1. ¿DUERMES LO NECESARIO?

Dormir poco puede hacerte engordar. La falta de sueño interfiere con las hormonas implicadas en el control de nuestro peso y en el centro de recompensa de nuestro cerebro.  Si no duermes lo suficiente alteras el metabolismo, lo que trae como consecuencia comer peor y tener más ansiedad por consumir alimentos dulces. Lo recomendable es dormir entre 7 y 9 horas al día.

  1. HACES EJERCICIO DE FORMA INCORRECTA

Comienzas tu rutina con toda la energía, de forma veloz, y a los 10 minutos ya no puedes más. Y, a pesar de que haces ejercicio no bajas de peso. La razón es que las actividades físicas a todo vapor consumen las reservas de glucosa y no las de grasa, lo que implica que tendrías que hacer ejercicio por lo menos 30 minutos para que tu cuerpo termine con la glucosa y se vaya directo a los depósitos de grasa.

Ahora que ya conoces algunos de los factores que no te permiten lograr tu objetivo, puedes realizar un autoexamen y ver en donde estas fallando y conseguir bajar de peso.

Las enzimas en los alimentos: qué son y para qué sirven

Las enzimas son proteínas que se producen en el interior de los organismos y colaboran con nuestro metabolismo asimilando micronutrientes (aminoácidos, ácidos grasos y monosacáridos, entre otros) para formar nutrientes más completos (proteínas, lípidos, hidratos de carbono y vitaminas) y desdoblando proteínas, grasas e hidratos de carbonos en sus micronutrientes.

La carencia o destrucción de las propias enzimas puede ser debida al envejecimiento, a enfermedades del aparato digestivo como del estómago e intestino.

El déficit enzimático se asocia a procesos de fermentación y putrefacción de los alimentos digeridos pudiendo dar lugar a dispepsia, flatulencia, problemas de la piel, fatiga, dolores musculares y cálculos biliares.

Es conveniente seguir una dieta en la que abunden los vegetales frescos de consumo en crudo como verduras y hortalizas, frutas, germinados, fermentados, melaza, la horchata de chufa y los suplementos vitamínicos.

Se conocen tres grandes grupos de enzimas en el cuerpo humano, estas son:

ENZIMAS METABÓLICAS

Las enzimas metabólicas son aquellas enzimas que están presentes en todos los órganos y sistemas del cuerpo humano, haciendo posible las reacciones químicas en las células del organismo.

Dos de las enzimas con mayor relevancia durante el proceso son la dismutasa (enzima que se encuentra en nuestro organismo y es el más potente de los antioxidantes naturales), que actúa como antioxidante y la catalasa (aguacate, rábanos, zanahorias, cereza, entre otros), encargada de descomponer el peróxido de hidrógeno.

Sin embargo, es importante aclarar que existen muchas otras enzimas que poseen funciones celulares y contribuyen a la eliminación de sustancias de desecho y toxinas que interviene en el proceso de obtención de energía y en la regeneración de las células de nuestro organismo.

 

ENZIMAS ALIMENTICIAS

Las enzimas alimentarias o alimenticias son todas aquellas enzimas que se encuentran en los alimentos de origen vegetal, como la lipasa, la amilasa, entre otros.

Este tipo de enzimas poseen unidades activas que favorecen el proceso de descomposición de las proteínas, grasas y carbohidratos en el organismo. De igual forma, favorecen el sistema digestivo y estimulan la producción de enzimas metabólicas en el cuerpo humano.

Algunas enzimas de origen animal incluso actúan como anti-inflamatorio, mejoran la digestión como es el caso de la bromelina y la pepsina.

Hay enzimas como la renina, capaz de preparar la leche para la gestión de la lipasa y la pepsina. Estas las responsables de hacer posible las reacciones químicas en el cuerpo humano.

Existen otras como la tripsina restringe la arginina o la lisina, que se activa ante el ph alcalino.

ENZIMAS DIGESTIVAS

Estas enzimas digestivas reciben tal nombre debido a que, una vez son secretadas por el cuerpo, tienen la capacidad de ayudar durante el proceso de digestión de los alimentos que consumimos a diario.

Tal es el caso de la proteasas, responsables de la digestión de las proteínas. Este tipo de enzimas se encuentran generalmente en los jugos pancreáticos, gástricos e intestinales.

Otra de las enzimas que intervienen durante el proceso digestivo es la amilasa, la cual se encarga de descomponer los carbohidratos. Por lo general, proviene del páncreas, la saliva y el intestino.

La lopasa es producida en el estómago y es la responsable de digerir las grasas.

La amilasa, producida por las glándulas salivales durante la masticación y por el páncreas, es la encargada de destruir los enlaces entre moléculas de hidratos de carbono, generando disacáridos y trisacáridos, a la vez que convierte el almidón en maltosa.

LAS ENZIMAS Y LA SALUD DEL CUERPO HUMANO

Las enzimas se encuentran presentes en todos los tejidos, y aunque el cuerpo humano es capaz de autoabastecerse más del 40% de las proteínas necesarias para la generación de enzimas, el resto las adquiere a través de los alimentos.

Al igual que los fitoquímicos, las grasas, las vitaminas y minerales, las enzimas también forman parte importante de la dieta diaria. De lo contrario, podríamos estar en presencia de un déficit de enzimas, provocando un estado de envejecimiento prematuro o el avance de enfermedades crónicas.

Las alergias, la fatiga, la intolerancia de origen alimentario e incluso los problemas de la piel pueden estar relacionados a un estado de deficiencia enzimática.

FUNCIONES DE LAS ENZIMAS EN EL CUERPO HUMANO

Las enzimas son capaces de:

  • Absorber el oxígeno.
  • Reducir la inflamación.
  • Producir energía.
  • Transferir nutrientes a las células.
  • Contrarrestar las infecciones y estimula la cicatrización.
  • Retrasar el envejecimiento.
  • Disolver los coágulos de sangre.
  • Eliminar los residuos tóxicos.
  • Estimular la regulación hormonal.
  • Promover la descomposición de las grasas presentes en la sangre.
Menú