fbpx

¿Has oído hablar de los superalimentos? Estos son aquellos que por su alto contenido en nutrientes aportan beneficios extra en la prevención de enfermedades como la obesidad, hígado graso, acidez estomacal, padecimientos del corazón, entre otros.

Los superalimentos son cualquier alimento sin ningún tipo de procesamiento químico o ingredientes añadidos. Éstos son ricos en antioxidantes, grasas saludables, vitaminas y probióticos que contribuyen a mejorar nuestro organismo.

CURCUMA (hígado y cáncer)

Es considerado un increíble protector del hígado. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Médica de Graz, en Austria, la cúrcuma contribuye a mejorar el daño al hígado por contener propiedades fantásticas como borneol, entre otros tónicos y protectores biliares.

Y, para contribuir a la prevención de insuficiencia biliar, cirrosis, hígado graso y trastornos de la vesícula biliar, se aconseja tomar un vaso con agua y ½ cucharada de cúrcuma en ayunas durante un mes.

Además, estudios realizados por el centro estadounidense MD Anderson Cáncer Center, establecieron que la cúrcuma, impide que las células cancerosas se desarrollen, se multipliquen, sobrevivan e invadan tejidos sanos, ya que contiene: betacarotenos, curcumenol, curcumina, entre otros principios.

QUINOA (diabetes)

Los investigadores de la Universidad Jagiellonian, Cracovia, Polonia informaron que las semillas de quinua tienen la capacidad de ayudar a reducir la mayoría de los efectos adversos de una dieta rica en fructosa, regulando los niveles de glucosa

Además, investigación de la Universidad de Harvard demostró que consumir una porción diaria de quinua contribuye a reducir en un 17% el riesgo de muerte prematura por cáncer, enfermedades cardíacas, respiratorias y diabetes.

Así que podemos considerar a la quinoa, un superalimento porqué es el cereal con más proteína del mundo.

Además, posee omega 3 y 6, contribuye a reducir la inflamación y es considerado el alimento del futuro. Un dato curioso es que la NASA lo da a sus tripulantes en misiones extendidas debido a su alto valor nutricional y al gran aporte de energía limpia, perfecta para aquellas personas que realizan un alto desgaste físico e intelectual.

ALOE VERA (gastritis y cicatrizante natural)

Otro de los beneficios que podemos obtener de esta planta, es en el aparato digestivo. Una investigación realizada por el Instituto de Ciencia y Medicina Linus Pauling, de California (Estados Unidos), reveló que el consumo diario de jugo de aloe, también conocido como sábila, ayuda a mejorar el estado de personas que sufren colitis, acidez estomacal, síndrome de colon irritable y, especialmente, gastritis y úlceras.

También, podemos encontrar un potente cicatrizante natural en dicha planta. Un estudio realizado en la Universidad de Pennsylvannia, por el Dr. Robert H. Davis, afirma que uno de los componentes del aloe vera es la giberelina, la cual tiene la capacidad de estimular y aumentar la cantidad de fibroblastos, células que dan lugar a nuevos tejidos. Un dato curioso es que los egipcios se referían a ella como la planta de la inmortalidad porque ayuda acelerar la reconstrucción de la piel y combate el acné.

Algunos estudios indican que durante el Imperio egipcio. Cleopatra usaba gel de aloe vera para mantener hermosa la piel y las uñas.

AMARANTO (colesterol)

De acuerdo con un estudio en el Centro de Alimento Funcionales en Dallas, Texas y la Universidad Estatal de Voronezh (Rusia), el amaranto disminuye los niveles de colesterol elevado, al igual que los triglicéridos. Además, es un cardioprotector increíble.

JENGIBRE (bajar de peso y asma)

En junio del 2017, la revista científica “Annals of the New York Academy of Sciences” publico un estudio llamado “Efectos beneficiosos del jengibre en la obesidad y el síndrome metabólico” donde se mostró que el jengibre, contribuye a la prevención de inflamación asociada a la obesidad.

Esta raíz es ideal para contribuir a bajar de peso ya que, cuenta con gingerol, el cual actúa como un antiinflamatorio natural, nos ayudará a bajar de 4 a 6 kilos en menos de un mes. Además, ayuda a aumentar la termogénesis, optimiza la quema de grasa y aumenta el metabolismo basal.

Y, lo mejor es que el jengibre, no sólo ayuda a bajar de peso, ya que científicos de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, aseguran que puede contribuir a que personas con asma respiren mejor, cuenta con excelentes capacidades expectorantes.

Ayuda a contrarrestar algunos problemas respiratorios: elimina flemas, abre los bronquios, favoreciendo así, su expulsión. Convirtiéndolo así, en un increíble aliado para la tos.

SOYA (menopausia y cáncer)

Superalimento altamente recomendado para mujeres, reconocido por su gran cantidad de proteína vegetal, calcio, filoestrógenos, entre otros elementos que lo hacen único.

Un estudio realizado en Japón demostró que las mujeres que consumían soya pasaban con menos síntomas esta etapa que muchas veces puede ser muy difícil de llevar porque se producen diferentes trastornos hormonales y sobre todo emocionales.

Resulta ser muy aconsejable porque en esta etapa los niveles de estrógenos disminuyen y las isoflavonas (daidzeína y genisteína) que contiene, ayudan a compensar este déficit hormonal, contribuyendo a la prevención de sufrir descalcificación ósea y síntomas como los terribles sofocos

Además, la American Cancer Society señala que el consumo de soya está asociado con menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Esto por ser una fuente importante de vitaminas, proteínas, minerales, fibras vegetales, lípidos e isoflavonas.

CHIA 

El British Journal of Nutrition realizó un informe demostrando que la chia puede ayudarnos a reducir nuestro peso. Al ser altas en fibra ayudan a sentir saciedad, lo que atenúa los deseos de comer entre horas. Contiene un alto contenido de proteína, sin colesterol, poco sodio, cero lactosa y gluten, por lo cual es un alimento ideal para los deportistas, ya que, durante la historia, formó parte importante de la civilización maya, azteca e inca, en donde los guerreros la consumían para tener más fuerza y resistencia. Por lo tanto, añadir chía a nuestra dieta nos ayudará a desempeñarnos de forma eficaz al momento de realizar cualquier deporte de larga distancia, resistencia y rendimiento físico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú