fbpx

Combinar adecuadamente los alimentos para aprovechar bien sus nutrientes es muy importante, ya que contribuye a que el cuerpo los absorba mejor, y se obtenga un beneficio para la salud y el bienestar.

LICOPENO Y GRASAS SALUDABLES PARA LAS ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

El aguacate y el aceite de oliva son dos alimentos ricos en ácidos grasos saludables que, combinados con alimentos con alto contenido en licopenos, pueden ayudarnos a prevenir las enfermedades de origen cardiovascular.

El licopeno es un poderoso antioxidante que, además de dar ese color rojo tan característico a los tomates y el naranja a muchas otras frutas, es también un excelente protector contra la proliferación de células cancerígenas en el organismo.

Diversos estudios científicos han revelado que, si añadimos, por ejemplo, aceite de oliva a un tomate o preparamos una ensalada de tomate con aguacate, podemos aumentar la potencia del licopeno más de un 4%.

SULFORAFANO Y SELENIO EN EL TRATAMIENTO DE CÁNCERES

Científicos de la Universidad del Estado de Oregon, aseguran que el sulforafano, un compuesto que se encuentra en el brócoli, col y otras plantas crucíferas, no sólo posee propiedades anticancerosas sino también puede contribuir a matar selectivamente a células cancerosas sin afectar a las células sanas.

Los expertos comentan, que para aprovechar todos los beneficios que pueden obtenerse con las crucíferas, hay que comerlas crudas. Un estudio publicado en Journal of Agriculture and Food Chemistry, demostró, que cuando se cocina el brócoli se reduce hasta 90% la cantidad de sulforafano del vegetal.

Según los investigadores, el consumo de brócoli crudo resultó en una mayor absorción, más biodisponibilidad y mayor cantidad de plasma de sulforafano comparado con el brócoli cocido.

Por otro lado, el selenio se encuentra en la coliflor, espárragos, lechugas, pepinos, los frutos secos como las nueces de Brasil: las nueces son el alimento más rico en selenio; además se halla en frutas como ciruelas, uvas, durazno, fresas o peras.

El selenio es un antioxidante que es posible ayude a controlar el daño celular que puede conducir al cáncer. El estudio Nutritional Prevention of Cancer Trial, incluyó a 1.312 hombres y mujeres. Los hombres que habían tomado selenio durante 6 años y medio tuvieron 60% menor probabilidad de cáncer de próstata que los hombres que tomaron el placebo.

Se aconseja comer un plato de brócoli o coliflor y de postre una fruta rica en selenio como ciruelas o uvas. Si se come ensalada es aconsejable añadir nueces.

ESTABILIZA EL COLESTEROL MALO DESAYUNANDO ZUMO DE NARANJA Y AVENA

Para mantener a raya el colesterol malo y gozar de una buena salud cardiovascular, lo mejor es combinar el zumo de naranja (una fruta cargada de fenoles) con las propiedades de la avena.

Los fenoles o ácidos fenólicos son sustancias químicas que constituyen uno de los grandes grupos de micronutrientes que están presentes en muchas frutas y verduras, como es el caso, por ejemplo, de la naranja.

Por su parte la avena, contiene fibra soluble, la cual, reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), el colesterol malo, de acuerdo con especialistas de la Clínica Mayo. De 5 a 10 gramos o más de fibra soluble al día lo disminuyen. Una porción de un cereal de desayuno con avena o salvado de avena proporciona de 3 a 4 gramos de fibra. Si agregas fruta, como un plátano o bayas, obtendrás aún más fibra.

Los expertos en nutrición aseguran que este desayuno es mucho más depurativo que cualquier otro, pues con esta combinación se pueden limpiar las arterias hasta dos veces más que si ambos alimentos se consumen por separado.

COMBINA ALIMENTOS CON HIERRO Y VITAMINA C PARA TRATAR LAS ANEMIAS

El organismo tiene dificultades para absorber la forma química que contienen los vegetales. Los alimentos que contienen los niveles más altos de este mineral son: legumbres, cereales y grano enriquecido, higos, ciruelas, dátiles y frutos secos. La asociación con vitamina C aumenta la absorción de hierro vegetal, por lo que, en caso de padecer anemia ferropénica (por deficiencia de hierro) será necesario acompañar aquellos platos con alimentos ricos en esta vitamina.

Así, cuando se tomen legumbres interesa incluir como ingrediente del plato alimentos ricos en vitamina C (pimiento, tomate) o tomar una ensalada que incluya tomate y de postre elegir entre las siguientes frutas (cítricos, fresas, melón, kiwi y otras frutas tropicales como guayaba, mango) con el fin de que el organismo pueda absorber la máxima cantidad del hierro vegetal.

Si se ha prescrito tomar hierro oral en pastillas como tratamiento de la anemia, estas se pueden tomar junto con un kiwi o un zumo natural de naranja, con el fin de aumentar la absorción de hierro del propio medicamento.

POLIFENOLES Y ÁCIDO CÍTRICO (COSMÉTICO NATURAL)

Los polifenoles ofrecen una serie de propiedades para actuar sobre la piel y los radicales libres, frenando el envejecimiento por el paso del tiempo. Esto hace que esta sustancia, además de en alimentos, esté presente en muchos cosméticos y cremas con funciones antioxidantes. Cuando las encontramos en las uvas, hay que destacar que las propias pepitas son exfoliantes al desarrollar colágeno y elastina, dos componentes para que la piel luzca más joven y lisa. Además, la acción antioxidante actúa en otras partes del organismo.

Los polifenoles son substancias antioxidantes que acompañadas de ácido cítrico se absorben mucho mejor, ya que, gracias a su acción antioxidante, ayuda a proteger la piel del estrés oxidativo, ayuda a eliminar manchas y pigmentos. También mejora la acción de vitaminas y compuestos orgánicos necesarios cada día. Además, actúa como controlador de pH.

El limón aporta una generosa cantidad de ácido cítrico y el té verde contiene galato de apigalocatequina, un tipo de polifenol con un gran efecto antioxidante.

Entre los alimentos ricos en polifenoles encontramos:

Legumbres como lentejas, judías, soya que poseen polifenoles como los flavonoides. Frutas y verduras de color rojizo y morada como el betabel y la berenjena que poseen quercetina. Tomate, cebolla, ajos y pimientos contienen quercetina y miricetina. El trigo sarraceno y otros cereales integrales, así como los frutos secos y semillas contienen ligninas y lignanos, también de naturaleza polifenólica.

Tipos de cítricos más comunes:

Lima, casi el 8% de su peso es ácido cítrico. Limón, Tienen hasta un 5% de ácidos cítrico en su jugo.

FLAVONOIDES Y FIBRA (CORAZÓN SANO)

Los flavonoides son sustancias antioxidantes. El ser humano no tiene la capacidad de sintetizarlos, por ello necesita obtenerlos de una dieta equilibrada. Estos son compuestos fenólicos que no aportan calorías, pero sí beneficios para mejorar la calidad de vida, a través de la prevención de enfermedades degenerativas como cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Cuenta con propiedades cardiotónicas, tienen un efecto tónico sobre el corazón, al potenciar el músculo cardíaco y mejorar la circulación. Se le atribuyen fundamentalmente al flavonoide quercetina, aunque aparece en menor intensidad en otros como la genisteína y la luteolina. Los flavonoides disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas.

Cuando se consume una dieta alta en fibra, esta limita la absorción de colesterol y grasa, lo que disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, aumenta su eliminación. Por lo cual, una ingesta de 30 gramos al día, proveniente de distintas fuentes, contribuye a mantener la salud de tu corazón.

Ambos compuestos tienen un gran efecto cardiosaludable y se refuerzan mutuamente. Los flavonoides se encuentran, en:  manzanas, fresas, coles de Bruselas, cacao, entre otros.

TÉ VERDE Y LIMÓN (BAJAR DE PESO)

El té verde contiene mucho antioxidante, contribuye a acelerar el metabolismo y te mantiene hidratado, pero si lo combinas con zumo de limón sus efectos se potencian y esto aumenta las propiedades regenerativas de los órganos, retrasa los procesos de envejecimiento y ayuda a la quema de grasa.

Un estudio realizado en la Universidad Pontificia Católica de Rio Grande do Sul determinó que el consumo de té verde es efectivo en la pérdida de peso, reduciendo el índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura. Es decir, es efectivo tomar té verde para adelgazar el abdomen, ya que ayuda a que la quema de grasas sea más rápida y efectiva.

La catequina, un antioxidante que posee esta planta, también ayudará a nuestro organismo a incrementar el metabolismo celular y, en consecuencia, a quemar grasas de forma más rápida y efectiva. En definitiva, tal y como afirma el Instituto Médico Europeo de la Obesidad, el té verde reduce nuestra capacidad natural de absorción de grasas.

GLUCOSA Y PROTEÍNA

La glucosa es una fuente natural de energía para el organismo. Nuestro cuerpo necesita de la glucosa para funcionar a nivel físico y mental. Por ejemplo, si los niveles de glucosa son bajos, nuestra capacidad mental y física se verá afectada.

Combina glucosa y proteína después de una buena sesión de ejercicio para que te ayuden en la recuperación muscular. La glucosa te aportará carbohidratos que te devolverán la energía perdida en el ejercicio y los aminoácidos del yogur de soja te ayudarán a regenerar las fibras musculares. Es importante que conozcamos cuáles son los alimentos ricos en glucosa: frutos secos, leche de almendras, avena, miel, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú