fbpx

Usted tiene dos riñones, cada uno cerca del tamaño de su puño. Se encuentran en la mitad de su espalda, justo debajo de sus costillas. Dentro de cada riñón hay un millón de estructuras pequeñas llamados nefrones. Ellos filtran los desechos y el exceso de agua de la sangre, lo que se vuelve orina. La orina fluye por tubos llamados uréteres, llegando a la vejiga, que almacena la orina hasta que usted va al baño.

La mayoría de las enfermedades renales atacan los nefrones. Este daño causa que los riñones no puedan eliminar desechos. La enfermedad renal crónica va dañando los nefrones de a poco con el transcurso del tiempo.

Cabe destacar que actualmente 147 mil 21 personas, se encuentran a la espera de un riñón, de acuerdo con datos del Sistema Informático del Registro Nacional de Trasplantes.

HÁBITOS QUE DAÑAN LOS RIÑONES

Sedentarismo: Las mujeres que están sentadas menos de tres horas al día tienen un 30% menos de probabilidades de desarrollar enfermedad renal crónica, revela un estudio de la Universidad de Leicester. Lo anterior debido a que se asocia con mayor riesgo de hipertensión, colesterol alto y diabetes.

Fumar: Los hombres que fuman tienen un riesgo hasta tres veces mayor de desarrollar alteraciones en la función del riñón en comparación con los no fumadores, según indica un estudio realizado por investigadores de la Monash University, de Clayton, en Australia, publicado en la revista científica ‘American Journal of Kidney Diseases’.

Lo hombres fumadores tenían más posibilidades de registrar niveles altos de proteínas en la orina, lo que es un indicador de daño en el riñón. Esta relación fue especialmente fuerte en las personas que registraban niveles de presión arterial o de glucosa en sangre relativamente altos.

Alternativa natural:

  • Sandía

Una de las frutas más hidratantes, es agua en un 90%. Pero es que, además, su combinación de líquido y minerales tiene acción diurética. Sus antioxidantes también influyen positivamente en la función renal.

  • Pera

El efecto diurético se debe a su bajo contenido en sodio y alto en potasio (ambos minerales intervienen en el equilibrio del agua dentro y fuera de la célula).

ENFERMEDADES RELACIONADAS:

¿De qué manera la hipertensión daña mis riñones?

La hipertensión arterial hace que su corazón trabaje más y esto puede dañar los vasos sanguíneos de su cuerpo. Si los vasos sanguíneos de sus riñones son dañados, estos pueden dejar de eliminar los desechos y fluidos extra de su cuerpo. Los fluidos extra hacen aumentar aún más la presión arterial. Es un ciclo peligroso.

Alternativa:

  • Pepino

Un pepino grande tiene 442 mg de potasio, un mineral muy necesario para controlar la tensión. Cuando la presencia en la dieta de este mineral es baja, el cuerpo, para equilibrarse, empieza a retener sodio, que es como si siguieras una dieta rica en sal.

  • Ajo

Los principios del ajo, la alicina y el ajoeno, disminuyen la tensión arterial y ayudan a fluidificar la sangre. Por este motivo es muy recomendable que lo tomen las personas con hipertensión.

DIABETES

Si tiene diabetes, el nivel de azúcar en su sangre es muy elevado. Con el tiempo, eso puede causar daños en los riñones. La diabetes destruye lentamente el riñón hasta ser necesaria la sustitución de la función renal con diálisis (riñón artificial) o con un trasplante. De hecho, la diabetes es la causa más frecuente de insuficiencia renal terminal que requiere diálisis.

Alternativa:

  • QUINOA: Los investigadores de la Universidad Jagiellonian, Cracovia, Polonia informaron que las semillas de quinua tienen la capacidad de ayudar a reducir la mayoría de los efectos adversos de una dieta rica en fructosa, regulando los niveles de glucosa.

 

  • MANZANA: según un estudio publicado en el British Medical Journal, ya que ofrece un tipo de fibra llamada pectina que ayuda a controlar la glucemia (la presencia de glucosa en la sangre). Y, si combinamos la manzana con toronja y nopal, potencializaremos su efecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Menú